una tienda fisica

La tienda física en la era del e-commerce

El e-commerce o el comercio online no deja de crecer. Cabría pensar que con el aumento del comercio electrónico las tiendas físicas irían poco a poco perdiendo relevancia; pero no.

El auge del e-commerce es una oportunidad para transformar la tienda física en algo más, algo que grandes marcas, como Apple o Xiaomi, llevan tiempo haciendo.

Hacia un nuevo escenario

El consumidor de hoy en día es un consumidor informado y exigente, y las tiendas físicas deben estar a la altura. El diseño y construcción, además entran en juego nuevas competencias profesionales, fundamentales a la hora de configurar un espacio comercial que responda a los deseos y necesidades del consumidor.

El proceso de fidelidad hacia la marca evoluciona: la capacidad de conectar con el cliente a través de la emoción y la experiencia personalizada ahora es lo más importante. El consumidor quiere algo más que un buen producto.

Cliente omnicanal y con presencia en internet

El cliente de hoy realiza compras online y en tiendas físicas. Poner a su disponibilidad conexión wifi gratuita o pantallas donde poder encargar su pedido online una vez visto el producto son estrategias de experiencia personalizada cada vez más comunes.

También puedes leer: 7 ventajas de la digitalización de nuestros negocios

El consumidor actual está hyperconectado

Otra de las dinámicas de la convivencia entre e-commerce y las tiendas tradicionales es buscar la integración de las redes sociales y la interacción online. Códigos QR que acompañan al producto, pantallas donde poder puntuar el servicio, campañas y concursos en redes sociales.

Ventajas de la integración ecommerce-tienda física

  • Mejor experiencia de compra
  • Stock actualizado
  • Recogida de pedidos
  • Ausencia de colas
5 beneficios de tener tu tienda online
Puedes leer: 5 beneficios de una tienda online para tu empresa

¿Por qué un fabricante de smartphones y tabletas cuyo grueso de ventas se producen online abre nuevas tiendas físicas?

Las tiendas físicas siguen siendo la forma más rápida y efectiva que tienen las marcas de llegar al consumidor, ofreciendo además una experiencia de compra única que internet no puede imitar. No hay mejor forma de enseñar y vender un producto que a través de los sentidos: los colores, los olores y la música van de la mano del diseño interior de la tienda, el cual debe responder a los gustos y necesidades del cliente de hoy en día.

Finalmente el diseño del espacio comercial de la tienda debe adaptarse a las estrategias de marketing que recurren a las pantallas digitales y los puntos de venta online; algo que abre la puerta a un nuevo perfil profesional dentro del sector de la arquitectura y el diseño de interiores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *